Y vuelta a empezar…

A algunos les habrá parecido tan divertido bloquear la formación de un Gobierno estable en España, que no han tenido reparos en llevar al país a una prórroga. Como si del sistema electoral francés se tratara, pero con grandes cambios, España acude a una segunda vuelta de las elecciones después de una primera toma de contacto fatídica para el bien común de la nación.

En las elecciones del 20 de diciembre sacamos una conclusión; los españoles votaron que nuestros políticos llegaran a un consenso para gobernar el país. Desgraciadamente, muchos de ellos no captaron el mensaje y decidieron cerrarse en banda, bloqueando toda intención de la lista más votada para formar gobierno. Mientras unos pactaban sillones y convertían el Congreso de los Diputados en un circo, otros intentaban llevar a cabo el deseo de más de 7 millones de votantes. Mientras unos se veían tentados por el diablo, otros buscaban la sensatez y acudían a la razón. Mientras unos criticaban toda gestión del anterior Gobierno, otros se apoyaban en los datos económicos que comienzan a sacar de la crisis a nuestro país. Sigue leyendo

Anuncios

El #27S en clave municipal

Colas-para-votar-en-las-elecci_54437677990_51347059679_342_226Una semana. Una semana hace que se produjeron las elecciones más importantes de la historia democrática de Cataluña y, como no, esto lo sabíamos muy bien los sanfeliuenses.
Un domingo para recordar, realmente. Colas a las 9 a.m en colegios electorales como el del Centre cívic les Tovalloles. La gente acudía en masa a votar a pesar de la intensa lluvia de la mañana. Poco importaba, la gente había recibido el mensaje: nosotros decidimos el futuro de Cataluña.
El carácter plebiscitario que imponían las dos formaciones independentistas creaba un ambiente dividido en los colegios electorales. Gente que entraba a votar un sí o un no a la independencia sin tener en cuenta que realmente votaban a la formación política que gobernaría Cataluña en los próximo cuatro años.
Fue una jornada intensa pero finalmente se cerraron colegios y se abrieron urnas. Todos espectantes, el futuro de los catalanes pronto los conoceríamos.

La sorpresa se hizo presente en todos los distritos. La participación se había incrementado respecto al 2012 en 8,55 puntos. Sí, rozábamos el 81% de participación en Sant Feliu de Llobregat, pero lo realmente sorprendente (para algunos) fueron los resultados.
El carácter plebiscitario con el que muchos habían ido a votar produjo una división del voto en nuestro pueblo. Sigue leyendo

Secesionismo, un engrendro contra el que combatir

banderasDesde tiempos históricos Cataluña siempre ha pertenecido a España, ya sea en el Reino de Aragón o como Comunidad Autónoma o región. Se dice que Cataluña ha vivido épocas de confrontación con el resto del territorio peninsular, y es cierto. Desde enfrentamientos entre campesinos y nobleza hasta enfrentamientos de más eco histórico como puede ser la Guerra dels Segadors. Pero en los corazones de los catalanes nunca apareció ese sentimiento de odio y rechazo hacia sus compatriotas, hasta hace poco tiempo atrás.

Populistas, demagogos y manipuladores han pasado por las sillas de poder catalanas, haciendo creer al pueblo catalán que existe algo que nos separa del resto de los españoles. Algo, que según ellos, es el odio y el trato desigual que nos ofrece el Estado español a los catalanes.
Francesc Macià, mediante su partido político Estat Català (que años después tomaría el nombre de Esquerra Republicana de Catalunya), ya vino anunciando lo que más tarde se convertiría en un movimiento antiespañol e independentista.
Por otra rama seguía estable el nacionalismo catalán de Crist Catalunya, presidido durante años por Jordi Pujol, que luchó durante el franquismo por una Cataluña dentro de España pero con cierta autonomía.
Si he citado anteriormente a Jordi Pujol es porque ha marcado una época histórica en la vida democrática de nuestro país. ‘Molt Honorable President’, gobernó Cataluña desde 1980 hasta 2003 y fue, para algunos, un gran defensor de nuestra región. Todo perfecto hasta que nombró como sucesor a Artur Mas y salieron a la luz sus casos de corrupción. Sigue leyendo

Candidatura PP Sant Feliu de Llobregat

candidaturaPPSFEl Comité Electoral del PP de Catalunya ha ratificado la cadidatura del Partido Popular de Sant Feliu de Llobregat para las próximas elecciones municipales del 24 de mayo.

Presentamos una lista donde la juventud y la experiencia van del mano para trabajar en beneficio de los vecinos y vecinas de Sant Feliu de Llobregat. Somos un grupo de personas de diferentes edades, profesiones y barrios que juntos  queremos hacer esas pequeñas grandes cosas para mejorar la vida en nuestra ciudad.

Esperamos que nuestro proyecto de ciudad obtenga un gran apoyo de nuestros vecinos y poder llevar a cabo los cambios que Sant Feliu necesita. Sigue leyendo

¿Feminazismo? No, gracias

!cid_ii_i66movxe1_14b8dff01cd515d3Como todos saben, el 14 de febrero en Sant Feliu de Llobregat celebramos la rúa del Carnaval 2015. Estaba yo paseando por el pueblo cuando me decidí ir a ver llegar las comparsas a la Plaza de la Vila, teniendo la suerte de conseguir sitio en primera fila de la Calle Pi i Margall. Los niños pequeños que me rodeaban disfrutaban con cada comparsa, los bailes y los disfraces de éstas, transmitiéndome su alegría y haciéndome regresar a mi infancia unos diez años atrás. Pero en un momento determinado, divisé a lo lejos lo que parecía una procesión de Semana Santa. Se veían los capirotes lilas de “los nazarenos” y se dejaba entrever una imagen de una Virgen que llevaban a cuestas otros “nazarenos”. Poco a poco se fueron acercando y pude comprobar que estaba equivocado; se trataba de la comparsa del Casal Popular de Sant Feliu de Llobregat. No era una procesión, sino mujeres y hombres imitando unos nazarenos donde en lugar de crucifijos sostenían el símbolo del género femenino y en vez de una Virgen llevaban a cuestas una vagina un tanto desagradable cubierta con mantos lilas. En su comparsa no solo se recitaban canciones a favor del feminismo y el anticapitalismo, sino que ofendían a las creencias del colectivo cristiano al que pertenezco.

Pude comprobar como muchos niños pequeños e inocentes se giraban para preguntar a sus padres qué era eso, y éstos no sabían muy bien qué contestarles, aunque su cara de asombro y rechazo les delataba; eso sobraba en una rúa donde miles de niños participaban y asistían.
Desde este artículo quiero expresar mi máximo rechazo a éste uso de la libertad de expresión puesto que, como bien dijo Rousseau, “la libertad del individuo acaba donde empieza la libertad de los demás”.
Finalmente, me gustaría reivindicar un carnaval donde prevalezca la diversidad y las ganas de pasarlo bien y hacer pasarlo bien a los más pequeños, pues ellos son el alma de esta festividad. En la rúa no debería caber ningún símbolo, palabra o acción que atente contra la moral de las personas, y esto no debería ser controlado desde los ayuntamientos sino que los propios participantes deberían saber cuándo es adecuado hacer una campaña de impacto y cuando deberían ser parte de una fiesta familiar y pensar más en los niños que a ella asisten.

Dani Castillero. Artículo de opinión