Secesionismo, un engrendro contra el que combatir

banderasDesde tiempos históricos Cataluña siempre ha pertenecido a España, ya sea en el Reino de Aragón o como Comunidad Autónoma o región. Se dice que Cataluña ha vivido épocas de confrontación con el resto del territorio peninsular, y es cierto. Desde enfrentamientos entre campesinos y nobleza hasta enfrentamientos de más eco histórico como puede ser la Guerra dels Segadors. Pero en los corazones de los catalanes nunca apareció ese sentimiento de odio y rechazo hacia sus compatriotas, hasta hace poco tiempo atrás.

Populistas, demagogos y manipuladores han pasado por las sillas de poder catalanas, haciendo creer al pueblo catalán que existe algo que nos separa del resto de los españoles. Algo, que según ellos, es el odio y el trato desigual que nos ofrece el Estado español a los catalanes.
Francesc Macià, mediante su partido político Estat Català (que años después tomaría el nombre de Esquerra Republicana de Catalunya), ya vino anunciando lo que más tarde se convertiría en un movimiento antiespañol e independentista.
Por otra rama seguía estable el nacionalismo catalán de Crist Catalunya, presidido durante años por Jordi Pujol, que luchó durante el franquismo por una Cataluña dentro de España pero con cierta autonomía.
Si he citado anteriormente a Jordi Pujol es porque ha marcado una época histórica en la vida democrática de nuestro país. ‘Molt Honorable President’, gobernó Cataluña desde 1980 hasta 2003 y fue, para algunos, un gran defensor de nuestra región. Todo perfecto hasta que nombró como sucesor a Artur Mas y salieron a la luz sus casos de corrupción.
Veintitrés años robando a los catalanes bajo una gran senyera. Fue aquí donde toda esta gran manipulación cogió fuerza. Este sentimiento artificial ya estaba acechando el corazón de muchos catalanes y su sucesor, Artur Mas, solo tuvo que llegar un poquito más lejos que su ‘padre político’.

Artur Mas, militante y presidente de Convergència Democràtica de Catalunya, llegó al poder en 2010 y en tan sólo 5 años ha conseguido adoctrinar al pueblo catalán. Usando la educación como arma, este indeseable ha introducido en libros de texto su visión de lo que fue Cataluña. Tildando a Cataluña como país o nación, desde los libros de historia se habla de una tierra que siempre ha luchado contra las injusticias que cometía el pueblo español contra Cataluña. Impidiendo a los niños de párvulos hablar en castellano en la escuela (véase la noticia del diario El Mundo, ‘Un colegio de Cornellà impone el uso del catalán durante la hora de recreo’), ha conseguido que el bilingüismo poco a poco vaya en decadencia, teniendo en cuenta que los alumnos imparten un 80% de asignaturas en catalán y el resto en castellano, inglés u otras lenguas.
Cabe destacar también el uso inadecuado que hace la Generalitat con los medios de comunicación autonómicos. Hablemos de TV3, canal de televisión que ha aumentado su partida presupuestaria en los últimos años, siendo mucho mayor el dinero destinado que el que el Estado español destina a TVE. Dicho canal, que ha sido obligado a retirar un lema que “misteriosamente” se parecía al de Junts pel Sí, una plataforma política que agrupa a políticos independentistas tanto de izquierdas o derechas (CDC o ERC) y personas que no están involucradas en ningún partido político. Desde las noticias de los medios de comunicación catalanes (sea TV3, Catalunya Ràdio, etc.) se expresan una serie de ideas muy manipuladas y poco imparciales sobre lo que es la realidad.

En resumen, actualmente podemos hablar de adoctrinamiento puesto que la Generalitat controla lo más valioso que puede tener un territorio; la educación y los medios de comunicación.
Es por ello, que desde plataformas como Societat Civil Catalana o partidos polítícos como el Partido Popular se lucha contra este movimiento que lo único que busca es enfrentar a parientes de una parte de España con otra, por no hablar de los nefastos resultados que produciría dicha independencia en la economía y la política catalanas.

Por ello hago un llamamiento a todas aquellas personas que no quieren verse separadas de sus familiares y amigos, que se sienten tanto catalanes como españoles y que luchan por ver una España unida. Son por todas estas personas por las que escribo hoy, porque somos muchos más y nadie nos callará. El 27 de septiembre tenemos una cita con las urnas, ¡acabemos con esto!

Artículo de opinión de Dani Castillero

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s