La gran utopía catalanista

Como todos percibimos en el ambiente, vivimos tiempos revueltos en Cataluña con el tema independencia. Unos lo viven más que otros pero aquí todos tenemos nuestra opinión respecto al tema.Es fácil apreciar el adoctrinamiento que están llevando a cabo partidos políticos como ERC, CiU o la CUP, así como asociaciones como Assamblea Nacional Catalana (ANC). Sí, hablo de adoctrinamiento al pueblo y sobre todo al sector adolescente, su objetivo de reclamo. Desde el mandato de Artur Mas y finalmente la coalición de gobierno ERC-CiU, se ha desafiado al Estado español y se ha provocado un ambiente de crispación entre los catalanes.

Yo siempre me hago la misma pregunta: ¿Qué ganamos los catalanes con la independencia? Desde el Govern solo se nos dice lo bueno, al fin y al cabo, propaganda sensacionalista! Hay que pararse a pensar y tener en cuenta la opinión de la Unión Europea que, por cierto, no incluye en sus planes a una Cataluña independiente. También cabe destacar que para que un estado entre a formar parte de la UE, se debe producir la aprobación unánime de todos los Estados miembros, y en una posible independencia de Cataluña, España se opondría rotundamente a una Cataluña dentro de la UE. Desde la presidencia de la Generalitat también se nos dice que económicamente iremos mejor, ya que actualmente “Madrid ens roba”. ¿Realmente es Madrid o era Jordi Pujol? ¿Si el Estado español (se supone) nos debe “no sé cuantos” millones de euros, por qué se destina el dinero de todos los catalanes a campañas pro-consulta? ¿Por qué no se invierte más en los catalanes? Recuerdo que el 30% de la población catalana está bajo el umbral de la pobreza, mientras que en la UE la pobreza no sobrepasa el 20%, según “El País”.
Pongámonos en una hipotética independencia. Muchas empresas españolas se verían obligadas a abandonar Cataluña a causa de la implantación de excesivos aranceles (que como Cataluña no percibirá ya dinero del Estado español deberá conseguirlo en el comercio), impidiendo así la venta de productos al resto de España.

La financiación bajará a niveles paupérrimos hasta el punto que el Estado catalán deberá financiarse mediante los impuestos de sus ciudadanos. De esta manera aumentarán los impuestos, la capacidad adquisitiva de los catalanes estará muy por debajo de lo que estaba en tiempos de total crisis en España. En otras palabras, si el ciudadano paga muchos impuestos, sus ingresos bajarán y no podrá mantener su nivel de consumo, por lo que los comercios subirán el precio de los productos. En resumen, muchos impuestos y poco consumo conllevan al aumento del índice de pobreza catalán.
Socialmente, la división del pueblo catalán entre “catalanes y españoles” será tan grande que desembocará en odio y conflicto, dificultando así la convivencia y el orden público.
Desde el punto de vista político y legal, Cataluña habría conseguido la independencia de manera ilegal y a través de la violencia, puesto que la ley habría sido violada para conseguirla.
¿De verdad queremos eso? ¿De verdad queremos la separación actuando al margen de la ley y enfrentándonos entre ciudadanos?
De este modo, el proceso independentista no lleva a buen puerto. Todo se está haciendo mal y en contra de la ley. ¿Realmente se puede hablar de democracia imponiendo dos preguntas en una consulta que viola la Constitución española? Hace pocos días el Parlament aprovó la Ley de Consultas, que seguidamente fue recurrida por el Partido Popular y rechazada por el Tribunal Constitucional, y aún así el Govern sigue desafiando al Estado español y desde ERC y la CUP se hace una llamada a la desobediencia. ¿Sale a cuenta la independencia realmente? ¿Es necesario vernos en tan mala situación para aceptar que todo este proceso no es más que un engaño y una utopía? Juzguen ustedes.
Daniel Castillero
Anuncios

3 comentarios en “La gran utopía catalanista

  1. Artículo muy largo, algo pesado, pero sin faltas de ortografía. Si Catalunya se separa de España … a Catalunya le pasará esto…. y esto… y esto…(vienen a mi memória aquellas plagas de la Biblia…)

    El problema no lo tenemos los catalanes, lo teneis los españoles. Cuando nos vayamos, os quedareis sin la LOCOMOTORA, os quedareis con un país SIN PROYECTO y lleno de Gurteles, Matos, Bankias, Fabras, Matas y con un Ministerio de Sanidad de pena. Que os vaya bien, nosotros ya exportamos un 62% de lo que producimos en nuestras fábricas.

    Me gusta

  2. Yo me refería a las plagas bíblicas como amenazas. Los españoles no intentais seducir a los catalanes: prueba de ello se ha visto en los últimos presupuestos donde España da “calderilla” a Catalunya.

    No es nuevo, no viene de ahora. Para entender España (y por ende Europa) hay que DOMINAR su historia y yo, ¡ mira por donde! Estudié história en Bellaterra y París. Sólo te voy a dar un ejemplo para no aburrirte:

    España a lo largo de su história, no ha sabido convivir con sus otras religiones, expulsó a dos grupos de ciudadanos que no eran cristianos y con ello se equivocó, pues los judíos eran ricos, potentes y trabajadores. Con su expulsión Castilla demostró intolerancia. Fíjate en Holanda, un pequeño país en extensión pero muy potente económicamente. Los judíos desde allí siempre han comerciado (sólo hay que recordar la industria de los diamantes…) y hoy es uno de los países europeos más TOLERANTES y ricos de Europa. Castilla y Portugal) al expulsar a los judíos se empobrecieron.

    Si realmente estuviésemos fuera de Europa (cosa que dudo) tampoco sería ningun gran problema para Catalunya que ya exporta un 62% de losque producen sus fábricas a todo el mundo. Noruega y Suiza lo están, y hoy por hoy, son dos de los países mas ricos de Europa y tienen firmados acuerdos preferentes de comercio.

    España, si no llega a acuerdos con Catalunya, lo tendrá muy mal y sólo faltaría que el País Vasco también se independizase…entonces ya sería la reóstia (con perdón por la expresión) Lo tendrá muy mal España pues Catalunya siempre ha sido la locomotora de España, al irnos será como un tren sin locomotora, pues si del pesado tren (lleno de corruptos, ovejas y desiertos) tienen que tirar Andalucía, Extremadura o Galicia….

    Se acaba de ver con el tema del ébole en Madrid. No es un país serio y organizado. Es un país de chapuzas.

    España amenaza, no seduce. Expulsó a sus judíos y se equivocó, ahora nos está expulsando a los catalanes y se volverá a equivocar. Hace 12 años había muchos menos independentistas en Catalunya que hoy. Analizad -en serio- el porqué.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s